How to Walk a Shelter Dog – Spanish Version

HSUS

 

COMO SACAR A CAMINAR A PERROS DE UN REFUGIO

Cada vez que usted saca a caminar a un perro, le est enseando como responder a su ambiente y a las personas que lo cuidan. Si usted dedica el tiempo necesario para ensearle a un perro rebelde o inquieto como comportarse, no solamente har que los futuras caminatas sean ms fciles sino que aumentar las posibilidades del perro para encontrar un hogar.

El sacar a caminar a un perro puede parecer una tarea tan fcil como amarrarse los zapatos, pero ejercitar a los perros de un refugio involucra mucho ms que agarrar una correa y correr hacia la puerta ms cercana. Como voluntario usted necesitar hacer algunas cosas para asegurar la seguridad del perro y de los empleados y visitantes del refugio. Hable con el supervisor sobre la posible necesidad de vacunacin contra la rabia y cualquier otra medida preventiva. Aprenda todo lo que pueda sobre el sistema establecido para ejercitar y socializar a los perros del refugio. Un programa bien organizado de caminatas incluye tarjetas con nombres o incluso camisetas codificadas por colores para los voluntarios. Muchos refugios poseen sistemas establecidos — emblemas de tela codificados por colores o tableros, para indicar cuales perros necesitan un paseo y cules presentan problemas de salud los mantendran fuera de actividad por algn tiempo. Asegrese de conocer las especificaciones del programa de su refugio antes de salir.

1. Lo Primero
Si usted es un voluntario encargado de sacar a caminar a los perros, reprtese a un supervisor o firme tan pronto llegue de manera que todos sepan que usted estar trabajando en la perrera. Antes de que elija su acompaante, coloque algunas golosinas en su bolsillo y lleve algunas bolsas plsticas y una correa; pero no se la ponga al primer perro que vea. Revise si el perro ha estado fuera recientemente y asegrese de que no existan problemas de salud que puedan mantenerlo fuera de accin por unos das. Si le toca un animal rebelde o ms grande que usted, djeselo a un empleado o voluntario con ms experiencia.

2. Seleccione La Correa Apropiada
Los refugio puede usar diferentes correas y cualquiera de ellas cumplir el propsito. Aunque las “cadenas que suprimen la respiracin” fueron en muy populares en los refugios hace algun tiempo, los entrenadores han descubierto que hay mejores formas de ensear a un perro a responder a las rdenes del cuidador. Algunos refugios optan por simples correas de nudo corredizo o que se puedan amarrar en forma de lazo, las cuales proporcionan control adecuado pero que no pueden ser utilizadas para “corregir” de una manera estricta. Los collares de “martingala proporcionan control a la vez que previenen el riesgo de herir al animal. Los collares con bozal son muy efectivos y quizs sean los ms humanitarios, pero pueden ser ms difciles de ajustar al ser usados con diferentes animales. Cualquiera que sean los collares preferidos por su refugio, asegrese de usarlos adecuadamente para guiar a los animales en vez de hacerlos mover en contra de su voluntad.

Una vez que el collar se encuentre en su lugar, coloque una correa de nylon de seis pies, ponga su mano en la agarradera y sujete la correa, o sostenga la agarradera con una mano y sujete la mitad de la correa con la otra. Enrollar la correa alrededor de su mueca, no le proporcionar control del animal y puede incluso causar dao a su mano al momento en que un perro de gran tamao trate de perseguir una ardilla, pjaro u otro perro.

3. No Permita Que Lo Abusen
Antes de abrir la puerta de una perrera, tenga lista la correa y asegrese de saber como manipular el cerrojo. La mayora de las puertas estn diseadas para impedir los escapes, de manera que los cerrojos pueden ser difciles de abrir con una sola mano. Tme tiempo para practicar en una jaula desocupada hasta que abra y cierre la puerta con facilidad. La habilidad para abrir y cerrar rpidamente la puerta de la jaula ser importante cuando usted salga y ms importante cuando regrese.

A algunas de las personas encargads de caminar a los perros les gusta entrar a las jaulas, agacharse al nivel del perro, y “presentarse” antes de salir. Otros empleados / voluntarios con ms experiencia simplemente abren la puerta unas pocas pulgadas y anticipan el movimiento del perro sosteniendo el collar a “nivel del animal” y permitindole que su cabeza pase a travs del espacio disponible para salir. Cualquiera que sea la manera, antes de que usted y el perro salgan de la jaula fijese si hay otros empleados o pblico alrededor y espere a que el campo este libre.

4. Camine De Esta Manera
La primera leccin que se le debe ensear a un perro de un refugio es que nadie va a ninguna parte si la correa no est floja. Si el perro jala constantemente, permanezca quieto en su lugar hasta que le animal vaya ms despacio o se acerque a usted. Con tiempo, las costumbres aprendidas harn mucho ms agradables los futuros paseos y darn una mejor oportunidad de adopcin. En algunos refugios los voluntarios hacen que los animales se sienten antes de salir o de comer. Esta es una manera de entrenar a un animal durante su permanencia pero que requiere de la constancia de cada empleado/voluntario). Trate de evitar reas de mucho trfico cerca de los automviles, as como pblico en general. Asegrese tambin de limpiar los desechos del perro y si nota algo raro en ellos, al regresar contacte a un miembro del grupo de cuidado animal.

5. Garantice Un Final Feliz
Desafortunadamente, pocos perros estn familiarizados con el adagio “todas las cosas buenas deben terminar”, de manera que usted encontrar un poco de resistencia cuando el perro se de cuenta que tiene que regresar a la jaula. Algunos perros se sienten bien al regresar a su encierro temporal, pero para aquellos que se niegan a cooperar, trate de poner golosinas en la parte trasera de la jaula, soltando el collar y cerrando la puerta rpidamente. O puede ingresar a la jaula con el perro, pararse entre el perro y la puerta de la jaula, cerrar la puerta, quitar el collar, abrir la puerta hacia usted y salir a travs del espacio que queda. Antes de irse, asegrese de que la jaula est relativamente limpia y que el recipiente de agua se encuentre lleno. Registre cuando el perro fue sacado a caminar y escriba todos los detalles que considere importantes. Si un perro se porta bien o si tiene miedo a los perros ms grandes, esta informacin puede ayudar a otros empleados a encontrar el hogar adecuado para este animal. Por ltimo, retire cualquier desecho, lavese las manos, toma otra bolsa y dirjase hacia el prximo perro. Aunque usted solo pueda dedicar unos pocos minutos del da a pasear a uno o dos perros, los empleados del refugio y otros voluntarios se lo agradecern.

 


Courtesy of

www.hsus.org

From the March-April 1999 Issue

Animal Sheltering, Traduccin del Ingls

 

Comments